Buenas prácticas de continuidad de negocio. Barcelona. 17 de septiembre.

Fecha: 
17/09/2012
Foto: 
OCATEN_Bsi_205x.jpg
La continuidad de la actividad en caso de una interrupción, ya sea debido a un siniestro o catástrofe importante o bien debido a un incidente menor, es un requisito fundamental para cualquier organización. BS 25999, la primera norma británica para la gestión de continuidad de negocio (Business Continuity Management-BCM), se ha concebido para ayudar a minimizar el riesgo de interrupciones de estas características.

La norma ayuda a establecer las bases de un sistema BCM y se ha concebido para mantener en marcha las actividades durante las circunstancias más inesperadas y desafiantes: protege a los empleados, su reputación y proporciona la capacidad de continuar con la actividad y el comercio. Proporciona una base para comprender, desarrollar e implantar la continuidad de negocio en una organización y otorga confianza en los negocios de B2B y de B2C. Asimismo, contiene un conjunto exhaustivo de controles basados en las mejores prácticas de BCM y abarca todo el ciclo de vida de la gestión de continuidad de negocio.

Las mejores prácticas se amplían con la guía de buenas prácticas del BCI (Business Continuity Institute). Permite tener una visión integral de la continuidad de negocio en la que se basa la norma BS 25999.
X

Sitio web en pruebas temporalmente