Todo lo que puede negociar con el banco y nunca se atrevió a pedir

Fecha: 
22/05/2019

Los expertos no tienen dudas: muchas veces la relación que un cliente entretiene con su banco se caracteriza por una gran pasividad, típica de los vínculos de dependencia. Lógico. Para comprar la casa en la que vive, el usuario ha tenido que solicitar una hipoteca que le supone una deuda ingente y de larga duración. A través de la tarjeta, compra a crédito, mientras confía poder devolver el dinero que le presta el banco a finales de mes sin tener que abonar intereses muy altos. Para adquirir algo de valor o un servicio cuyo coste no podía sufragar a través de sus ahorros, ha pedido un préstamo personal. 

X

Sitio web en pruebas temporalmente